No quiero escuchar únicamente lo que dices. Quiero sentir lo que quieres decir.                                                          Hugh Prather

Las dificultades en la pareja suelen aparecer en el paso del enamoramiento inicial en que nos sentimos "uno", a la fase de diferenciación en que descubrimos, a veces de forma dolorosa, nuestras diferencias y desacuerdos. Es un momento en que nos damos cuenta de que el otro es irremediablemente "otro", diferente. Esta fase puede producir desconcierto, desilusión, ansiedad, inseguridad y miedo, especialmente si luchamos con temáticas internas de dependencia y carencias emocionales. 

Lograr una buena y sana diferenciación en la pareja es la condición previa para una intimidad y conexión emocional más profundas. Se trata de reconocer al otro en todas sus dimensiones y riquezas, diferentes a las mías, y desde allí quererle sin exigencias y demandas.

Las parejas acuden a terapia bien para intentar sanar un vínculo deteriorado o bien para separarse de la mejor forma posible, si ésa es su decisión.

En muchos casos, el terapeuta tendrá frente a sí a dos personas inmersas en una profunda crisis vital, a dos personas dolidas, tristes, enfadadas, asustadas, desanimadas o desesperadas. El primer cometido del terapeuta de pareja será por tanto ofrecer una mirada empática y compasiva a ambos miembros de la pareja.

La danza invisible que al inicio de la relación pudo ser fluida y compenetrada se ha convertido ahora en un baile entrecortado de ataques y retiradas, críticas y silencios. Durante la primera fase de la terapia, se identificarán y harán explícitos estos ciclos negativos de interacción que mantienen a ambos miembros atrapados y les llevan al conflicto y al distanciamiento.

 

Se explorarán los patrones mentales y emocionales que mantienen a cada miembro de la pareja en sus posiciones defensivas. Se buscará la forma de expresar vivencias y necesidades diferentes sin perder la conexión. Se explorará cómo profundizar la conexión íntima y mantener viva la curiosidad y el interés por el otro.

 

-     Instaurar un clima de confianza y seguridad de forma que cada uno de los miembros pueda arriesgarse a explorar su experiencia emocional en el seno de la pareja

-     Contribuir a que cada miembro pueda entender y aceptar el marco de referencia de su compañero/a

-     Ofrecer un espacio seguro donde cada uno pueda expresar su necesidad y escuchar la necesidad del otro.

 

Protocolo inicial: Primera doble sesión con la pareja (una hora y 55 minutos) (90 euros) + una sesión individual con cada miembro de la pareja (45 euros).